EL FANTASMA DE GRECIA Y MISTER SCROOGE

|

Todo el mundo sabe que Grecia no podrá pagar lo que debe. En estas elecciones griegas se decide si vamos a empezar a ayudarles negociando su deuda de manera razonable con un gobierno que merezca tal nombre, o seguiremos cobrando lo que nos adeudan cueste lo que cueste.

Antón Losada, en eldiario.es

Como todos los años por estas fechas ya está aquí el fantasma de Grecia visitando a todos los mister Scrooge que habitan en los mercados y se hacen elegantes regalos de Navidad en los despachos de bancos, gobiernos, Unión Europea y FMI. Es como el cuento de Navidad de Charles Dickens, pero al revés. El avaricioso, cruel y egoísta Mister Scrooge lejos de reformarse tras la admonitoria visita de los tres fantasmas, se vuelve aún más avaricioso, cruel y egoísta.

Primero nos visitó el fantasma de la Grecia pasada. Ese que nos recuerda que los mismos gobernantes que hoy se proclaman garantía de estabilidad y seriedad, Samaras y su banda, fueron quienes llevaron al país a la ruina y falsearon sus cuentas compinchados con los mismos bancos que hoy quieren cobrar cuánto se les debe, con sangre si es preciso. También nos recuerdan el severo castigo al país cuando eligieron al pobre Papandreu con un programa que se atrevía a proponer renegociar una parte pequeña de la deuda.



Luego nos visitó el fantasma de la Grecia presente. El país que nos cuentan ya saborea los frutos de la austeridad y las reformas pese a deber casi dos veces su PIB, haber empobrecido a la mayoría en un 30,% y soportar una tasa de paro del 25%. El país feliz que hará lo que deba para pagar sus deudas y puede perder todo lo ganado si escoge a Syriza y Tsipras. Por si alguien lo olvidaba, ahí están la CE y el FMI para recordarlo con sus amenazas.

Ahora nos visita el fantasma de la Grecia del futuro. El país apestado y aislado de la comunidad internacional como un paria por haber votado aquello que no debía y haber celebrado la Navidad con pavo y turrón. No habrá amenaza suficientemente grave y terrible que no se vaya a hacer a los griegos. Nadie les contará la verdad: que tras prestarles mas de 250.000 millones de euros a los famosos mercados no les quedará más opción que negociar con el gobierno que salga de más elecciones.

Todo el mundo sabe que Grecia no podrá pagar lo que debe. En estas elecciones griegas se decide si vamos a empezar a ayudarles negociando su deuda de manera razonable con un gobierno que merezca tal nombre, o seguiremos cobrando lo que nos adeudan cueste lo que cueste.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

©2009 ECONOMÍA PARA LAS PERSONAS | Template Blue by TNB