ECONOMISTA PIKETTY CIERRA 2014 COMO PROFETA EN TODO EL MUNDO

|

Aurélia END, en Noticias Yahoo

El 2014 fue el año de la consagración en todo el mundo para el economista francés Thomas Piketty, quien vendió un millón y medio de ejemplares de "El Capital en el siglo XXI", a la espera de obtener un éxito igual en su propia tierra, Francia.

Para el diario The Guardian, Piketty es sin duda "el intelectual más influyente del año 2014", para el Financial Times "El Capital en el siglo XXI" es "el libro de economía del año", mientras que la revista The Economist lo calificó como el "Marx del siglo XXI".

La prensa alemana también le dedicó varios elogios por su obra, traducida a varios idiomas, incluido el chino.

Piketty, considerado uno de los grandes especialistas de la cuestión de la desigualdad, fue recibido por los consejeros de Barack Obama, alabado por Paul Krugman y Joseph Stiglitz, ambos ganadores del nobel de economía, e incluso expuso sus tesis en una conferencia vía Skype a Bill Gates.

Sus éxitos casi supusieron una sombra sobre la otra figura de las ciencias económicas de Francia, el Nobel de 2014, Jean Tirole.



"El Capital en el siglo XXI", con 969 páginas, que se apoya en estadísticas que van desde 1700, sostiene que el crecimiento no corrige naturalmente las desigualdades. Según el autor, la acumulación de capital crece a un ritmo mayor que la expansión de la economía, por lo que los ricos se vuelven cada vez más ricos.

Para Piketty, esta evolución representa una potencial "amenaza para las sociedades democráticas y para los valores de justicia social sobre las cuales están fundadas".

El economista, director de estudios de la prestigiosa Escuela de Estudios Superiores de Ciencias Sociales y profesor de la Escuela de Economía de París, plantea que el remedio para este problema sería imponer un impuesto progresivo sobre el capital.

Este gravamen sería de carácter anual y debería ser implantado en todo el mundo.

- Balzac y los Aristogatos -

Para demostrar su tesis, Piketty cita a economistas pero también a novelistas como Balzac, Jane Austen y el egipcio Naguib Mahfuz, a series de televisión como Dr. House e incluso los dibujos animados "Los Aristogatos".

Sus populares seminarios le valieron el calificativo de "'rock star' de la economía", y llevaron a la revista Business Week a retratarlo en su portada jocosamente como un ídolo adolescente.

Sin embargo, pese a su éxito en la cultura popular, su trabajo fue puesto en duda por muchos economistas que cuestionan la imposición de un gravamen a la riqueza.

En Francia, su libro publicado en septiembre de 2013, que se consolidó como un éxito de ventas, recibió críticas virulentas de intelectuales más conservadores y fue calificado como un manifiesto político más que un trabajo científico.

El académico llegó a las portadas de la prensa francesa y nunca ha sido reconocido por el premio de economía que entregan los periodistas del sector.

En tanto, el gobierno socialista, que efectúa un viraje hacia una política más "social-liberal", tampoco recibió de forma muy cálida la publicación.

Sin embargo, una explicación es que sus tesis encuentran un mayor eco en el mundo anglosajón, donde las desigualdades son más marcadas.

Mientras que en Estados Unidos un 1% de la población controla cerca del 20% de los ingresos del país, según datos de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), en Francia una franja más alta del 8% controla esta misma cantidad de recursos, una cifra que se mantiene estable desde hace 30 años.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

©2009 ECONOMÍA PARA LAS PERSONAS | Template Blue by TNB