ENTREVISTA A MACARENA FERNÁNDEZ (Coop57)

|

Zaragoza Activa

Formada en estudios empresariales y especializada en empresas de economía social, Macarena Fernández es la encargada de coordinar la Secretaría técnica de Coop57 en Aragón, una cooperativa deservicios financieros basada en la Economía Social y Solidaria. El pasado 27 de Febrero nos visitó en las Jornadas de Financiación Alternativa para hablarnos de las posibilidades de financiación fuera de la banca tradicional, y según sus propias palabras “una parte fundamental del trabajo en finanzas éticas es la sensibilización sobre el uso ético y solidario del dinero como herramienta de transformación social”.
Macarena Fernández es #inteligenciasocial, y queríamos entrevistarla:


En tus propias palabras, ¿qué es Coop57 y cómo funciona?

Coop57 es una cooperativa de servicios financieros creada para responder a las necesidades de financiación de la economía social y solidaria. Es una organización autogestionada y asamblearia en la que cada persona socia y cada entidad socia tiene derecho y deber de participar en la toma de las decisiones. De manera que entre todas hacemos crecer la herramienta.

Coop57 surge a partir de un hecho traumático, como fue el cierre de la Editorial Bruguera. Cuéntanos cómo fue la historia…
Coop57 surge de la lucha, de la conciencia y de la solidaridad de 57 personas que decidieron poner en común el dinero de su indemnización creando de este modo el fondo fundacional de la cooperativa. Lo hicieron desde el convencimiento de que se puede hacer economía y empresa con una óptica transformadora. Inicialmente apostaron por apoyar iniciativas, principalmente cooperativas, que generasen empleo y fuesen socialmente útiles. Hoy no sólo financiamos cooperativas aunque damos especial importancia a que los proyectos sean colectivos y a que se prime la intercooperación. La iniciativa surgió en Cataluña y desde hace 10 años se inició un modelo de crecimiento en red al valorar que la iniciativa se podía replicar en otros territorios, Aragón fue el primero de ellos.

Coop57 se alimenta de las aportaciones voluntarias de entidades sociales y socios particulares colaboradores… ¿Cómo se consigue convencer de la necesidad de estos proyectos? ¿Se revierte de alguna forma el esfuerzo económico que realizan vuestros colaboradores?

Las personas que aportan su ahorro lo hacen porque no comparten los métodos y finalidad de las entidades bancarias convencionales y sobre todo porque quieren saber a qué se destina su dinero. En Coop57 ese dinero se utiliza para financiar proyectos locales de su entorno más cercano, son proyectos que conocen porque están en su barrio o muy cerca. El ahorro en la cooperativa está remunerado económicamente pero las personas socias lo que realmente buscan es la remuneración social que les supone estar contribuyendo a que esos proyectos salgan adelante.

¿Quién puede financiarse a través de Coop57? ¿Cuáles son vuestros requisitos?

Entidades de la economía social y solidaria (cooperativas, sociedades laborales, empresas de inserción,centros especiales de empleo, asociaciones, fundaciones, ONGs…) que realicen actividades socialmente útiles conforme a los principios éticos y solidarios establecidos, entre ellos: coherencia, democracia, equidad, compromiso con el entorno, cooperación, respeto al medio ambiente…

Parece difícil pensar que Coop57 es una moda surgida de la crisis económica, entre otras cosas porque lleváis en activo desde 1996 (bastante tiempo antes de la explosión de la crisis). Sin embargo, ¿os ha hecho crecer como proyecto la crisis?

Coop57 no es una moda, ni surge de la crisis, aunque se ha manifestado especialmente útil en tiempos de crisis. La apuesta de la cooperativa ha sido la de seguir dando crédito a la economía social y solidaria especialmente en los tiempos más difíciles. En 5 años de crisis Coop57 ha continuado creciendo en número y volumen de préstamos, mientras la banca convencional ha “cerrado el grifo” de la financiación. Se da la circunstancia de que para más del 80% de las entidades socias, Coop57 se ha convertido en su fuente principal de financiación, de tal modo que, de no ser por la cooperativa, muchas de estas entidades no hubieran podido resistir esta crisis. Esta apuesta de la cooperativa junto con el descontento general hacia la banca ha hecho también que hayamos experimentado un incremento notable en el número de personas socias colaboradoras que han sacado sus ahorros de otras entidades para aportarlos al capital de Coop57. En la actualidad formamos parte de la cooperativa más de 500 entidades y más de 3000 personas.

A modo de reflexión final, ¿por qué la banca se ha alejado tanto de la ciudadanía? ¿El futuro sistema financiero español va a ser más ético?

La banca convencional es un negocio en manos de unos pocos. Las empresas y personas que apostamos por otra forma de hacer economía sabemos que se puede hacer banca de otra manera y lo estamos haciendo, porque las finanzas pueden ser éticas y es responsabilidad de cada una de nosotras promover un modelo u otro. Entre todas construimos y transformamos la sociedad con cada gesto y con cada acción, cuando consumimos, cuando nos financiamos, porque las alternativas económicas ya las tenemos, ya están aquí, generan solidaridad, reparten la riqueza y anulan la especulación. Reforzarlas, mejorarlas y hacerlas crecer es la tarea mas necesaria, aquí y ahora.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

©2009 ECONOMÍA PARA LAS PERSONAS | Template Blue by TNB