CON UN PAR, O MÁS, DE PELOTAS

|

Paloma Lafuente

En el siglo pasado, cuando yo trabajaba como educadora de calle, al presidente de la Junta de Distrito se le ocurrió quitar los bancos de las aceras a las puertas de un instituto como solución para disolver las reuniones que alguna pandilla del barrio tenía en dicho mobiliario urbano. Pero no guardo rencor, pertenece al pasado. Es antiguo.

En el mes de febrero que termina, se estila más poner vallas de concertina y cuchillas. Es lo que tiene ser un país europeo, moderno, del siglo XXI. Es por ello (es justo y necesario) que la inversión del ministerio de Interior en reforzar la “seguridad ciudadana” sube un 1,38% más que en 2013. Ya se sabe: refuerzo de efectivos humanos en la valla de Melilla, nueva remesa de pelotas de goma y algún que otro tanque para echar agua. Modernidad le llaman.

En el mes de febrero de un Estado moderno, el gobierno del Partido Popular se estruja los sesos por aplicar medidas modernas, esas que son actuales para los tiempos que corren. Por eso informan que la futura reforma fiscal que planea el ministro de Hacienda podría contemplar desgravaciones fiscales para aquellos particulares que tengan contratado servicio doméstico, así como para colegios privados o yates de lujo.

Y no conforme con ello, y sacrificándose por el pueblo español, como Dios manda, en el mes de febrero se empieza a privatizar el agua. Al principio pensé que sería para ofrecer ese bien común a algún buen gestor de este país que luego evade impuestos fiscales en tierras de casinos. Pero resulta que soy una antigua en malos pensamientos, eso ya no es moderno. Parece ser que quieren privatizar el agua para poder alegar invasión de la propiedad privada a la hora de justificar el disparo a discreción de pelotas de goma a cientos de personas inmigrantes que ansían venir a buscar un futuro mejor a este país tan moderno. A quién se le ocurre venir nadando; si lo hubieran hecho en yate, no hubiéramos pensado que eran okupas del mar.

En el mes que termina, a la mujer del Jefe del Estado se le asigna un sueldo para ejercer de tal. Que no se diga que los Presupuestos Generales del Estado no hay partidas para integrar a ciudadanas inmigrantes. Que somos muy modernos en España, oiga. Eso sí, algún sacrificio tendrán que hacer las personas extranjeras: ¿os parece suficientemente moderno retiraros las tarjetas sanitarias y no poder curaros las heridas de las nuevas y modernas cuchillas que hemos colocado para daros la bienvenida?

Este mes que termina, en Aragón, hemos sido más modernos que nadie y el gobierno de PP-PAR ha aprobado el proyecto de Ley del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI), en el que se lo pone difícil a personas de otra comunidad autónoma o país extranjero (artículo 4.1 del Anteproyecto: exigencia de dos años de empadronamiento). Evitar el efecto llamada, alegan. Aquí ya me han descolocado: yo pensaba que lo moderno era tener espíritu de aventura y querer visitar otros países para ampliar nuestras experiencias vitales; creo que la ministra Báñez no se habla mucho con el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón.

Me cuesta asimilar tanta modernidad. Desgravación de impuestos a yates privados que navegan en aguas públicas. Privatización del agua para que no naden personas de color negro. Asignación de sueldo para mujeres extranjeras que tienen corona. Retirada de tarjeta sanitaria para curar heridas de cuchillas. Dificultades para cobrar una prestación social que te permita sobrevivir si no tienes unos papeles. Aumento del presupuesto para lanzar pelotas de goma a vecinos y vecinas de aquí al lado. Personas que exigen la defensa y protección de algo concebido que aún no ha nacido; las mismas que guardan silencio cuando se dispara con pelotas de goma a las personas que nadan y gritan buscando auxilio.

He de reconocer que soy una antigua porque esta modernidad de febrero me recuerda a hace una década, en la que se quitaban bancos para ahuyentar a pandillas de adolescentes. Y esa otra parte de la historia en la que de las duchas no salía precisamente agua.

Paloma Lafuente, responsable de Políticas Sociales e Igualdad de IU Aragón

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

©2009 ECONOMÍA PARA LAS PERSONAS | Template Blue by TNB