LA ECONOMÍA ALTERNATIVA Y SOLIDARIA MUEVE ALREDEDOR DE 220 MILLONES AL AÑO

|

Bárbara Álvarez, en El País

El movimiento de la economía alternativa y solidaria, que mueve alrededor de 220 millones de euros anuales e involucra a 18.500 personas, lleva casi dos décadas de andadura en España, aunque la crisis ha propiciado su crecimiento y que sea más conocido por la sociedad.

En medio de la crisis económica destacan estos sistemas alternativos de organización que se basan en el fomento del comercio local, el reparto equitativo de la riqueza y la no acumulación de las divisas, además de apostar por la producción artesanal y ecológica de bienes y servicios.

De este proyecto ya participan 15 redes nacionales y 322 empresas o entidades como ONG o bancos del tiempo, coordinadas por la Red de redes de economía alternativa y solidaria (REAS), según explica a Efe el secretario general de REAS España, Carlos Rey.

En los últimos dos años y como consecuencia de la crisis ha aumentado el número de personas que se han unido a este proyecto, lo que ha llevado a REAS a pasar de contar con 5.400 trabajadores en 2011 a 6.686 en 2013.

No obstante, el volumen de negocio que mueve esta red ha disminuido ligeramente, al pasar de 220 millones en 2011 a 217 millones en 2013.

El crecimiento de esta iniciativa ha sido notable, ya que en 1995, cuando nació este proyecto, surgieron con él 20 organizaciones o entidades relacionadas, una cifra que en el año 2000 aumentó a 60 o 65 entidades y que actualmente llega a 322.

La influencia de la crisis ha sido determinante como ilustra el hecho de que el portal en internet de REAS pasó sólo en 2008 de tener 100 a 3.500 visitas diarias, lo que "es una señal de que la gente se interesa por buscar alternativas al actual sistema económico", según Carlos Rey.

En paralelo, la crisis ha dado también auge a las llamadas "monedas sociales", que se constituyen como una alternativa para mantener el intercambio de bienes y servicios al margen del sistema monetario.

El promotor e investigador de moneda social, Miguel Yasuyuki Hirota, destaca en declaraciones a Efe que la ventaja de esta divisa, frente a "la moneda oficial no sostenible" es que los negocios mejoran su imagen, se fomenta el comercio local y se evita la "oxidación" de la moneda, asegurando su continuidad en el circuito económico.

En España ya hay cerca de 30 monedas sociales, entre ellas, los "ecosoles" catalanes, los "euskos" vascos o los "boniatos" madrileños, no reconocidas por el Banco de España, que las entiende como el establecimiento de una relación contractual entre dos personas (el comprador y el vendedor).

El principio básico de esta divisa social es evitar la inflación, la especulación y la acumulación de dinero para que se mantenga siempre en circulación, por lo que estos billetes y monedas tienen un periodo de caducidad, a partir del cual empiezan a perder parte de su valor.

Asimismo, para incentivar su uso, el cambio de euros a estas monedas tiene una bonificación de hasta un 10 %, mientras que a la inversa se penaliza entre un 5 % y un 10 % del valor de la cantidad al volverlo a cambiar a euros.

Yasuyuki Hirota recuerda que este fenómeno se da de manera global y destaca el caso de Bristol (Reino Unido), cuyo alcalde cobra su sueldo en "brispounds" o Suiza, donde el "Banko Wir" mueve el equivalente a 1.000 millones de francos suizos al año en la moneda social de la zona, el "Wir".

En España, los promotores de las distintas redes regionales de REAS han impulsado encuentros para darse a conocer y promover las monedas alternativas.

Entre ellos, la I Feria de Economía Solidaria de Cataluña, celebrada en octubre de 2012, a la que acudieron durante día y medio unas 7.000 personas y se movieron unos 17.000 euros en moneda social (equivalentes a 19.000 "ecosoles"), según ha contado a Efe el coordinador de REAS Cataluña, Xavi Palos.

Palos ha explicado que a partir de octubre de 2013 el intercambio de "ecosoles", que hasta ahora se podía hacer físicamente, será solo online y las gestiones se limitarán a la web, donde ya hay una plataforma comercial que permite la compraventa entre los participantes de la localidad.

En Madrid la primera feria se celebró el pasado mes de junio y en ella se movieron cerca de 40.000 euros en "boniatos" (moneda social de la región), según datos de REAS España.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

©2009 ECONOMÍA PARA LAS PERSONAS | Template Blue by TNB