¿NACE "NUEVO ORDEN FINANCIERO GLOBAL" EN NUEVA DELHI?

|

Alfredo Jalife-Rahme, en 'El Mundo Hexapolar' 

En comparación con las 3 anteriores cumbres de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se antoja que la cuarta a celebrarse en Nueva Delhi será la más temeraria de todas, ya que aborda el punto más resistente todavía del caduco orden mundial unipolar: la globalización financierista dominada por la dupla “anglosajona”, a su vez controlada obscenamente por el sionismo jázaro.

El portal DNA de India (11.3.12) expone que “los expertos de los BRICS exhortan un nuevo orden financiero global” —a reminiscencia de aquel “nuevo orden económico (sic) internacional” que pregonó la sexta asamblea especial de la ONU en 1974, cuando el mundo entonces bipolar/nuclear (EU/URSS) se manejaba en forma economicista y todavía no aparecía el avasallador predominio financierista que asentó sus reales con la caída de la URSS y el advenimiento de la unipolaridad de EU.
Han pasado 38 años y, por la “naturaleza de las cosas” —como expresarían los clásicos griegos—se propició aquel “nuevo orden económico internacional” con el ascenso pasmoso de los BRICS que se mueven en el incipiente nuevo orden multipolar: economicista en su quintaesencia.
Hoy el problema no es “económico” sino fundamentalmente financierista cuando las finanzas en manos del sionismo jázaro manejan en papel chatarra/virtual hasta 20 veces el PIB global.
La cuarta cumbre será financieramente (r)evolucionaria o no lo será,cuando los BRICS han detectado el momento óptimo para imprimir su punto de inflexión en las finanzas globales.
Lo más relevante radica en que, quizá el país de mayor “bajo perfil” del bloque pentapartita, la India, se atreva intrépidamente a colisionar contra los intereses de su antigua colonizadora, Gran Bretaña (GB), y su hoy pretendidamente aliada nuclear, EU.
La apuesta de los BRICS es muy riesgosa pero puede ser exageradamente retributiva para el mundo entero, pese a las amenazas bélicas de la tripleta EU/GB/Israel contra Siria e Irán, las cuales pueden desembocar en una tercera guerra mundial cuando Rusia y China han trazado nítidamente sus “líneas rojas” mediante dos sendos vetos en el Consejo de Seguridad de la ONU para impedir tanto una nueva intervención militar de la OTAN (al estilo de Libia, hoy en proceso de balcanización en Bengazi) como el “cambio de régimen” en Damasco.
Rusia e Irán han consolidado sus regímenes en sus recientes elecciones, mientras Francia y EU (2 miembros prominentes de la OTAN) entran a la incertidumbre presidencial, cuando China prácticamente ya entronizó a Xi Jinping como su próximo presidente.
A juicio de DNA, un grupo de expertos de los BRICS —bajo los auspicios del centro de pensamiento Indio Observer Research Foundation (ORF) —recomendó el “establecimiento de instituciones financieras (¡súper-sic!) paralelas (sic) al FMI y al BM, con el objeto de ayudar a los países en vías de desarrollo a contrarrestar las turbulencias financieras”.
A mi juicio, sería un cambio de paradigma el que los BRICS se atrevan a lanzar nuevos y creativos organismos regionales que compitan con la insolvente —ética, estética y, sobre todo, financieramente— dupla del FMI/BM controlada por el caduco orden unipolar.
Los más de 60 expertos del ORF “sugirieron crear marcos de referencia para permitir respuestas viables para los choques financieros endógenos (sic) y exógenos”.
No hay de otra: si no cooperan financieramente los principales bancos de desarrollo de los BRICS, pueden ser arrastrados —como le ha sucedido a tantos otros países— por el cataclismo de la crisis financiera global que inició en EU en 2008.
La crisis financiera —como la divinidad canaanita Moloch quien devoraba a los niños sacrificados en ofrenda para atemperar su ira— todavía amenaza a la economía global, por lo que los BRICS “buscarán soluciones viables (sic) para reformar la arquitectura financiera y de gobernación global”.
Nunca habían estado tan inquietos los BRICS como ahora, y a quienes se les llegó a criticar incluso por su pusilanimidad colindante con la catatonia.
Quizá las 3 cumbres anteriores no alcanzaban el momento propicio en el que parecen encontrarse en su cuarta cumbre en Nueva Delhi. Hoy se les nota más sueltos y seguros, a grado tal que su agenda es enfocadamente contundente: competencia por la presidencia del BM; creación de un “banco BRIC”; y regionalización del Yuan, la divisa china.
Si a lo anterior se suma el establecimiento de entidades que compitan con el FMI/BM, pues asistimos al nacimiento formal del nuevo orden financiero multipolar. 

La dupla anglosajona EU/GB y a la 17-Eurozona —en su conjunto con una gravísima crisis simultánea a los dos lados del Atlántico Norte— se encuentra en el naufragio con sus insolventes cuan disfuncionales FMI/BM, mientras los BRICS audaz y creativamente optan por su propia arquitectura financiera eminentemente regional.
¿Será la cuarta cumbre de los BRICS en Nueva Delhi el tan anhelado “segundo Bretton Woods”?
Nada parece detener a los BRICS —con la excepción, obviamente, de una tercera guerra mundial a epílogo incierto, a diferencia de las dos anteriores guerras mundiales.
La delegación de Brasil pregona desde ahora coordinar también las posturas de los BRICS en la próxima Cumbre de Desarrollo Sustentable Río+20, como lo hicieron eficientemente durante la reciente reunión financiera del G-20 celebrada en la Ciudad de México: ¡En el mero “patio trasero” de la otrora superpotencia unipolar!
De ahora en adelante cada nueva cumbre de los BRICS resquebrajará aún más al caduco orden unipolar y consolidará más vehementemente el incipiente orden multipolar.
Según DNA el camino de los BRICS ha sido muy exitoso en “un corto periodo de tiempo” (¡y sin guerras “directas” de por medio!) desde que formalizaron su primera reunión de cancilleres al margen de la Asamblea General de la ONU en septiembre del 2006. Sudáfrica fue admitida el año pasado durante la tercera cumbre en Sanya (China).
Hoy “la agenda de las reuniones de los BRICS se ha ampliado considerablemente (¡súper-sic!) para abarcar temas de desafío global como el terrorismo internacional, cambio climático, seguridad alimentaria y energética, temas de desarrollo y la crisis financiera internacional (¡súper-sic!)”.
La Fundación Estrategia Cultural (29.2.12) considera que los BRICS van viento en popa, pese a algunas discrepancias inocuas. Cita el reciente reporte “The Global Risks Atlas 2012” de Maplecroft —firma británica de análisis de riesgos— que coloca a India como “el más expuesto (sic) y el menos resistente de los BRICS a los riesgos globales” (en el lugar 19, Rusia en el 30, China en el 58 y Brasil en el 97).Quizá aquí se entienda el asombroso desparpajo de India que ha entendido finalmente que su salvación verdadera se encuentra del lado del bloque pentapartita y no del espejismo seductor de la OTAN/Israel.
Hoy la bipolaridad es regional: por un lado, el decadente G-7 financierista (repleto de deudas, sin ahorros ni crecimiento), y, por otro, los resplandecientes BRICS de corte economicista (pletórico de ahorros y liquidez, y con crecimiento sostenido). La cuarta cumbre de los BRICS en Nueva Delhi puede significar el primer paradigma geopolítico y geofinanciero del siglo 21.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

©2009 COOP57 | Template Blue by TNB