AQUÍ SE ACEPTAN 'EBROS'

|

S. Arcega, en Heraldo de Aragón

Algunos comercios aragoneses permiten pagar parte del precio con esta moneda social.

Tras las pesetas y los euros, llegan los 'ebros'. Una moneda, eso sí, muy diferente a las anteriores. Se trata de lo que se denomina como'moneda social', basada en el intercambio de bienes o servicios, que comenzó a utilizarse el pasado domingo y que ya se puede usar en algunos comercios zaragozanos.

La copistería Copyfax, la productora de cerveza artesana Ordio Minero o la empresa 'Soluciones informáticas' son algunos de los pioneros que permiten pagar un porcentaje del importe en 'ebros', aunque sus promotores esperan que se extienda a comercios de proximidad y autónomos. E incluso que llegue más allá. "El alcalde de Bristol recibe su sueldo en moneda social", recuerdan.

La idea de crear una en Zaragoza nació de la Cooperativa Integral Aragonesa, que ya utilizaba un sistema de trueque similar a pequeña escala. Pero fue en un viaje a Sevilla cuando sus creadores conocieron de primera mano la experiencia de 'Puma', la moneda social de la ciudad, y decidieron copiarla.

En los primeros días de uso, ya hay 195 usuarios, con al menos 1.500 'ebros' en circulación. Su uso es sencillo: a través de Facebook y Twitter el nuevo usuario puede conocer la próxima asamblea, en la que se puede hacer con una de las cartillas por un euro. A partir de ahí, podrá usarla en los comercios que ya la aceptan o en mercadillos como el realizado el pasado domingo.

Se puede acumular una deuda de hasta 100 'ebros', aunqueconseguirlos es tan sencillo como pensar en algo que se pueda hacer por los demás y encontrar a alguien que lo necesite: ayudar en una mudanza, dar clases de idiomas, hacer la compra para otro... "Todo el mundo sabe hacer algo", explican. Además, los usuarios reciben un boletín con ofertas y demandas que les pueden dar ideas.

Los 'ebros' van más allá de los bancos de tiempo, que se basan en servicios contabilizados en horas, y del trueque. Es un sistema de crédito mutuo, en el que el intercambio no tiene porqué darse entre solo dos personas, sino entre un grupo que utilice la misma moneda.Incluso existen ya cambios con otras monedas sociales como los 'pumas' sevillanos.

"La comunidad, la amistad y la confianza", son la base de este sistema, "no en el mero intercambio comercial", apuntan sus creadores, que esperan que en un futuro Zaragoza se inunde de 'ebros'.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

©2009 ECONOMÍA PARA LAS PERSONAS | Template Blue by TNB